Quiénes somos Galería de fotos Calendario de actividades Contacto
Castellano English

Jikô An es un centro de meditación Zen situado en la ladera sur de Sierra Nevada (Alpujarras) a 1.500 metros de altitud y fundado por Hôgen Yamahata, Maestro Zen originario del Japón. Rodeados de montañas y de silencio, con el telón de fondo del mar Mediterráneo, es un lugar ideal para relajarse, descubrir y profundizar en el misterio infinito de nuestra dimensión espiritual.
Aforo máximo: 20 personas

JIKOAN folleto

 

"¿Por qué estamos aquí juntos, yo mismo con mis hermanos y hermanas? Estamos rogando por la Luz divina última y respondiendo a la silenciosa voz que llama desde el abismo: por lo tanto estamos aquí.
No soy yo el que da la luz. Yo no soy nada más que una comadrona o un guía. Ahora guiaré, junto con vosotros, por el camino de la primavera a lo alto de la montaña.
Sois vosotros quienes debéis andar el camino. No hay mapas, y no se puede progresar a menos que estéis dispuesto a caminar por vosotros mismos: a menos que deis un paso más allá de vosotros mismos, no podréis llegar hasta allí.
Este tipo de viaje no nos lleva a un lugar diferente: es el viaje interior para llegar nosotros a casa.
(...)
Deja de lado tu ego y mírate a ti mismo. Allí encontrarás la gracia, un camino abierto, y alguien que está buscando la misma respuesta.
(...)
Cuando nos sentamos firme e incondicionalmente por un tiempo, nos damos cuenta de nuestra original sencillez. En este momento podemos ver claramente que necesitamos muy poco en nuestra vida ordinaria. Viendo esto, llegamos a ser purificados.
(...)
Siempre y cuando nos adhiramos al punto de vista común sobre la existencia, la cual se ve confirmada por un sentido de separación, la competición y las guerras crueles continuarán.
Si creemos que estamos separados, y si estamos decididos a sobrevivir, no tendremos más remedio que luchar contra otros.
Por lo tanto, es esencial que lleguemos a la comprensión radical de que todos somos uno y el mismo cuerpo, una y la misma existencia. Esta es la razón principal para hacer zazen y la meditación del yoga.
(...)
Toda criatura viviente es única y significativa, un eslabón indispensable en el círculo universal. Cuando observo de cerca una hoja seca, una brizna de hierba, una lombriz de tierra, me llama la atención la profunda maravilla del universo sagrado. Estas pequeñas cosas pueden parecer inútiles, pero en realidad nada es inútil. Todos somos descendientes del comienzo del universo.
(...)
Yo siempre estoy siendo apoyado por usted, por el aire, por el agua, por la luz del sol, por la gente que vive en todo el mundo, por la ropa, por el suelo, por la tierra, las estrellas, el tiempo y el espacio. Al final, todo el cosmos está permitiendo que yo exista. Tú también estás siendo sostenido por todo lo demás en el universo. Por lo tanto, no podemos considerarnos a nosotros mismos como separados; no podemos existir independientemente de cualquier otra cosa. "

Extractos de “La Otra Orilla” de Hôgen Yamahata

El milagro de Dana

Dana es una palabra sánskrita que significa generosidad, dar. En su nivel más alto, es abrirse sin condiciones, en las diez direcciones, entregarse integralmente a la vida.

Jikô An se constituyó y esta creciendo en este espíritu de dana. Surgido de un sueño de nuestro maestro Hôgen, se materializó en la Alpujarra gracias a la generosidad de muchos amigos de varios paises.

Dar sin esperar nada a cambio – Este principio sigue actualizándose a través del trabajo sin cese de nuestro maestro, de la dedicación de los residentes, profesores y de todos aquellos que quieren participar.

¿Cómo puede sostenerse económicamente Jikô An con las aportaciones mínimas que se sugieran? Pues, simplemente porque las actividades se ofrecen sin ánimo de lucro... Los profesores no cobran un fijo: tienen cubierto los gastos de estancia y viaje (7 €/día/persona) y dependen únicamente de la caja de donativos que se llena de aportaciones libres de los participantes. Los residentes que mantienen el centro y permiten la organización de las actividades támpoco cobran, aparte de la comida, techo, medicina y 150 €/mes que la Comunidad les proporciona. Así que los precios sugeridos permiten cubrir los gastos de mantenimiento del centro y una gradual mejora de las condiciones de estancia.

Para que Jikô An sea posible, puedes contribuir en cada curso durante una hora ayudando al funcionamiento del lugar:... fregando los platos, trabajando en la cocina o la huerta, cortando leña... De hecho, todas estas actividades, tan necesarias y útiles para Jikô An, son una buena oportunidad de practicar la meditación en acción, es decir, cultivar la plena atención, la presencia cariñosa en todo lo que se hace, manteniendo el Noble Silencio. El Noble Silencio no es una prohibición de hablar sino más bien un medio hábil para cortar los hábitos compulsivos nuestros que tanto nos apartan de la paz. La atmósfera de luminosa tranquilidad del centro, la hacemos gracias a la práctica de todos.

Organizamos támbien a lo largo del año periodos de Samu durante los cuales nos dedicamos a practicar meditación formal (Zazen y Yoga) y en acción (Samu), compartiendo la vida y tareas del centro, o sea trabajo en equipo en un ambiente sereno. Si tienes alguna competencia o talento u oficio que te apetece ofrecer, dejánoslo saber.

De corazón a corazón.

Francis Shingan

 

Cómo llegar a Jikô An

Jikô An se encuentra en la sierra por encima del pueblo de Yegen (Alpujarras - Granada) a 2 h 30 de Granada y 2h00 de Almería. Desde la carretera Yegen - Mecina Bombarón, tomar a 1 km de Yegen la pista forestal (Cartel grande de la Junta de Andalucía. "Sierra Nevada" y flecha roja de senderismo) y subir 6 kms siguiendo los cartelitos y flechas blancas. El servicio de autobuses (Alsina Graells) hace el recorrido de Granada a Yegen dos veces por día (8.30 y 17.00 - línea Granada - Ugíjar). Podemos venir a buscaros a Yegen si nos confirmaís con antelación la hora de llegada.


Actividades organizadas por la Comunidad Budista Zen del Camino Abierto, entidad religiosa sin fines lucrativos, inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia con el nº 277-SG

Si te gusta disfrutar de la tranquilidad y de la belleza salvaje del lugar;
Si ves la importancia de la existencia de centros como Jikô An para permitir al ser humano de hoy volver a la fuente de su naturaleza profunda,
Si quieres ayudar a Hôgen en la realización de su obra,
Si deseas colaborar al desarrollo y mejora de su centro de retiro, Jikô An,
Te invitamos a hacerte socio de la Comunidad Budista Zen del Camino Abierto.

Ser socio de la Comunidad Budista Zen del Camino Abierto no implica ser budista ni zen támpoco; más allá de la etiquetas, es reconocer la riqueza del Camino Abierto, el milagro del encuentro del Aquí-Ahora, la experiencia directa de nuestra verdadera naturaleza.

Como socio, puedes tomar parte en la Asamblea General Anual con voz y voto, con los derechos y obligaciones tal como están fijados en los Estatutos, y así participar al crecimiento de la Comunidad.

Funcionando sin animo de lucro, intentamos cubrir los gastos de mantenimiento y organización, así mismo mantener los precios de estancia a sus minimos. También con este espiritú, tenemos una caja de donativos libres (dana) para agradecer las enseñanzas ofrecidas por los profesores y así que Jikô An sea realmente un Centro del Camino Abierto, un lugar de encuentro para los buscadores de la Verdad.

La cuota mínima actual de socio es de 13 Euros al mes (o 156 Euros al año).

Es posible abonar las cuotas cada mes, trimestre, semestre o año por medio de transferencia bancaria en la cuenta de la Comunidad.

También es posible de hacer donaciones, sin compromiso ninguno, a titulo excepcional, para un proyecto especifico o para el desarollo del Centro en general.

Tenemos a tu disposición una copia de los Estatutos de la Comunidad.

Jiko An Comunidad Religiosa Zen Camino Abierto
Jikô An - Yegen, Granada 18460 - Telf: 958 34 31 85 // 958 85 13 44 - info@jikoan.com
Diseño por Maranú